Daniel Berman (Veracruz, México 1982)

A través de una exploración en las maneras de hacer narrativa a través de imágenes y potencialidades simbólicas del lenguaje visual, la obra de Daniel Berman pretende provocar reflexiones sobre el arte y la comunicación en un periodo de tiempo contemporáneo. Aplicando el grabado, el dibujo y otros medios, Daniel Berman ha enfocado su carrera en los medios gráficos de las artes visuales.

A lo largo de su carrera ha participado en numerosas exhibiciones tanto individuales como colectivas a través del mundo, siempre revelando nuevas posibilidades de su distintivo estilo.

-------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

Acerca de La Obra de Daniel Berman


Los personajes y las circunstancias que se despliegan a lo largo de la propuesta gráfica de Daniel Berman se establecen en lo contrario a una conducta considerada convencional, desde una estética que rememora a las viñetas de la novela gráfica underground. Partiendo de situaciones contradictorias o incongruentes, cada pieza pareciera ser parte de una narrativa particular, la cual ha sido fragmentada y desde cuya complejidad puede experimentarse el acontecimiento del sinsentido de la extravagancia o de las ambiguedades.

Berman utiliza la condición humana como el escenario verosímil del disparate. La puesta en escena está investida por el absurdo, el elemento que irrumpe. Este bien puede adecuarse al contexto de lo actual, a esta manera habitual de vivir, en donde las formas de actuar de la sociedad contemporánea cambian antes de que puedan consolidarse, y donde nada podemos hacer para detener el flujo líquido de las mismas(1).

Es desde el mismo artificio del absurdo que el humor termina por no ser lo opuesto de lo trágico, mas bien, como refiere Simon Critchlet, se trata de una aproximación directa hacia la profundidad de la tragedia y es así que desde la superficialidad aparente de la circunstancia es que interesan mas las consecuencias que la broma misma(2).

Lo valioso de la propuesta radica en la generación de múltiples cuestiones: Su propiedad narrativa y la relación con lo cotidiano, la transgresión de la lógica y la activación del pensamiento, la entropía del humor y las imposturas sociales. No hay que olvidar que el humor (en este caso, el humor negro), tiene una dignidad que lo diferencia de la mera burla y un carácter -indómito- de emancipación y enaltecimiento(3)

Francisco Benitez